LLAMK’AY, LAFUERZA DEL TRABAJO: JÓVENES UNIVERSITARIOS ENSEÑAN A ESTUDIANTES DE LAS ZONAS RURALES EN JAUJA

Un grupo de jóvenes universitarios recorren el anexo de Yancancha en Jauja para enseñar a los niños y niñas que no tienen acceso a internet y tampoco cuentan con radio y televisión para sintonizar el programa “Aprendo en Casa”, dispuesto por el Ministerio de Educación.

Ante el estado de emergencia decretado por el Gobierno, la educación en el Perú mostró lo deficiente y precario que es su estructura, sobre todo en las zonas más alejadas y pobres del país, donde la educación se convierte en una oportunidad para salir de la pobreza.

Los estudiantes de primaria y secundaria del anexo de Yanacancha saben que, en tiempos de pandemia, la limitaciones económicas no son impedimento para seguir aprendiendo de la mano de la asociación Llamk’ay, conformada por jóvenes universitarios dispuestos a trabajar por la educación rural de Jauja.

Esta iniciativa surgió durante la cuarentena, José Carbajal, miembro de la asociación, junto con sus compañeros(as) viajan hasta las zonas rurales, con difícil acceso para enseñar a los niños y niñas de primaria y secundaria. Previamente, realizan un estudio por seguridad ante cualquier caso por coronavirus y aplicando el protocolo de salubridad que implementaron.

“Primero tenemos que hacer unos pequeños estudios y saber si es viable viajar hasta esos anexos y si hay antecedentes de coronavirus, de repente hay algún infectado y no podemos arriesgar a los pobladores y tampoco podemos arriesgarnos”

José Carbajal asegura que los niños están muy entusiasmados por aprender y los reciben con alegría en cada clase, incluso, los pobladores acogieron la iniciativa motivados en ayudar brindando espacios para que sus hijos puedan seguir aprendiendo.

LA REALIDAD DE LA EDUCACIÓN RURAL

Frente a la difícil realidad de la educación rural, José Carbajal y sus compañeros se organizan para acondicionar pequeños espacios en aulas improvisadas, con pizarras y habilitar bancas para los estudiantes.

Para un aprendizaje más óptimo, los jóvenes universitarios dividieron a los niños y niñas del anexo Yancancha en dos niveles, un grupo de 1°, 2° y 3° de primaria y otro grupo de 1°, 2° y 3° de secundaria. También, decidieron enseñar a un joven preuniversitario y a una pequeña discapacitada “le dimos un trato personal, le enseñamos un par de horas más”

“Nosotros en un inicio estábamos enseñando a niños de primaria y secundaria, sin embargo, cuando tu viajas hasta el anexo la realidad es otra, encuentras niños de todas las edades, pero que quieren aprender y la educación no es algo que deba ser para unos cuantos, entonces los acogemos a todos”.

José Carbajal se dio cuenta que se están enfrentando a una realidad compleja, ya que no todos los alumnos de primaria y secundaria se encuentran en el mismo nivel de aprendizaje, “hay pequeños que recién estén aprendiendo a leer, sumar en segundo y tercero de primaria, otros niños recién están aprendiendo a silabear, y no llevan el mismo ritmo”.

Si bien las clases del programa “Aprendo en Casa” son de mucha ayuda en estos difíciles momentos, la enseñanza no es la adecuada para los alumnos que tienen dificultades para aprender y para los que no cuentan con acceso a internet y medios de comunicación, como radio y televisión.

“La clase por radio y televisión es unilateral, nosotros tratamos de afianzar esos conocimientos, todos sabemos que es difícil, todos tenemos que sumar, no queremos criticar, de hecho la misión es sumar, pero la educación que dan en “Aprendo en Casa” no va a ser la más efectiva”, afirma José Carbajal.

Actualmente estamos haciendo coordinaciones con 2 distritos que son Huanca y el distrito de Yauyos y acá con el distrito de “Marco”. Estoy seguro que van a estar de acuerdo con la iniciativa, sin embargo, como le repito, primero tenemos que ver que no haya ningún infectado y nosotros también tenemos nuestro protocolo de salubridad para no infectarlo a ellos.

LLAMK’AY PARA LAS REGIONES

Llamk’ay, la organización sin fines de lucro sigue trabajando para llegar a más anexos, no solo de Jauja, sino de otras regiones que necesiten implementar esta noble iniciativa y a largo plazo convertirse en una asociación de soporte educativo, en beneficio de los niños y niñas de escasos recursos.

“Incluso, hay un joven de Puno que quiere llevar el proyecto a Puno. ¿Por qué no?, que ella sea la coordinadora de la región, donde desgraciadamente la educación es bastante desigual, nosotros estamos aptos de colaborar con los estudios que hemos tenido, un poco de las investigaciones que hemos hecho, nuestro método de trabajo y el protocolo de salubridad”.

Además, Llamk’ay cuenta con jóvenes voluntario, comprometidos con la buena educación en las zonas rurales, con mucho entusiasmo se siguen sumando por medio de las redes sociales y el correo de la asociación.

NECESITAN DE NUESTRA AYUDA

La asociación requiere de nuestro apoyo. Los recursos que tienen se están agotando y necesitan cubrir gastos de movilidad para el transporte del equipo, materiales de estudio y productos de limpieza, plumones entre otros.

“Los recursos que tenemos ya se están agotando. Seria genial que diferentes asociaciones y ONG se puedan unir a esta iniciativa, para ayudarnos de la manera que ellos puedan”

Para cualquier ayuda no duden en comunicarse a través de sus redes sociales, los encuentras como “Llamk’ay. También puedes escribirles a su WhatsApp
0939 979 021, toda ayuda es bienvenida.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola somos Radio Planicie FM 👋 Agréganos y comparte fotos, videos, denuncias y consultas de publicidad.